Una manera más sencilla de aceptar pagos - Zettle
Una manera más sencilla de aceptar pagos - Zettle

Todo lo que necesita saber sobre los lectores de tarjetas

poshunter.com | última actualización: 15th noviembre 2019

¿Qué son los lectores de tarjetas?

Los lectores de tarjetas de punto de venta son los sistemas de pago terminal que tan extendidos están en los comercios. Hoy en día, son muy ligeros y compactos, portátiles, rápidos y económicos. En España los pagos con tarjeta han crecido mucho, de tal forma que, en 2017, un 67 por ciento de los comercios aceptan este tipo de pagos.

Poco a poco la cifra va en aumento, de tal forma que puede ser posible que en un tiempo el manejo de efectivo sea algo del pasado. Durante ese año 2017, el gasto medio al pagar con tarjeta fue de 135 euros.

¿Cuáles son sus beneficios?

Para los comerciantes, el pago con tarjeta es una ventaja por varias razones.
En primer lugar, el hecho de ofrecer una variedad más amplia de métodos de pago aumenta la posibilidad de vender. También es más conveniente para el cliente poder pagar de esta forma, y cumple con las expectativas del consumidor del siglo XXI, mejorando así la satisfacción del cliente.

Y, por otro lado, es conveniente para los empresarios, ya que más pagos con tarjeta equivalen a menos efectivo en el sitio, por lo que se requiere un menor riesgo de robo y una mayor transparencia a efectos fiscales.

¿Cuáles son los principales proveedores?

Los principales proveedores en España son empresas especializadas en sistemas TPV. Ofrecen precios bajos y configuraciones de sistemas orientadas a las empresas que tienen más probabilidades de usarlos: tiendas, hostelería, ocio y establecimientos de comida y bebida. Los lectores de tarjetas más utilizados en nuestro país son:

Mejores lectores de tarjetas

También hay bancos que ofrecen lectores de tarjetas de visita como parte de su servicio, como Banco Sabadell, Banco Santander, BBVA y CaixaBank entre otros.

¿Cuánto cuesta aceptar pagos con tarjeta?

La razón por la que muchos comercios, sobre todo los pequeños, no aceptaban pagos con tarjeta era que las comisiones eran más altas y, por tanto, suponían una merma en los ingresos para los comerciantes.

Actualmente esto ya no es así, y muchos comercios ya no exigen un gasto mínimo para poder pagar con tarjeta. Veamos algún ejemplo:

El lector de tarjetas Zettle tiene un coste de 29 euros y las comisiones por cobro por tarjeta suponen un 1,75 por ciento del total de ventas, un gasto totalmente asumible por el comercio. SumUp también se libra de las cuotas mensuales, cobra solamente un 1,5 por ciento de comisiones, y su lector más básico tiene un coste de 39 euros.

¿Qué tarjetas suelen aceptar los lectores de tarjetas?

Los principales proveedores se centran en ofrecer opciones. Los lectores aceptan normalmente tarjetas Visa, Mastercard, Maestro, American Express, Apple Pay, Google Pay y Samsung Pay.

¿Qué tipos de lectores de tarjetas hay?

En términos de tipo de lector de tarjetas, podemos encontrar cableadas, aunque están siendo sustituidas por las inalámbricas. Esto lleva a una mayor comodidad por ejemplo en la hostelería, ya que el personal puede acercarse a la mesa a cobrar. Tienen conexión bluetooth o GPRS, siendo gestionados a través de una aplicación en una tableta o en un terminal de punto de venta.

¿Qué es el NFC?

NFC son las siglas de Near Field Communication y es un sistema de pago sin contacto. Basta con acercar la tarjeta, el smartwatch o smartphone para hacer el pago. En España se solicita el PIN si la compra es superior a 20 euros.

¿Qué es mejor, usar el PIN, la firma o el NFC?

No cabe duda de que el sistema de firma ha caído en desuso y ya prácticamente no se utiliza, a excepción de algunos centros comerciales y con su propia tarjeta de pago, y el NFC ha ganado terreno. El código PIN se sigue utilizando con normalidad. A la hora de establecer un rango de seguridad, podemos decir que tanto el NFC y el PIN tienen un alto grado de fortaleza. Si se paga con un smartwatch o un smartphone, se aplica un sistema de cifrado mayor. Por ejemplo, en el iPhone debemos autorizar el pago con la huella dactilar o con reconocimiento facial.

El hecho de limitar los pagos sin PIN a 20 euros cuando usamos el NFC es una buena medida para evitar el fraude, ya que podemos perder nuestra tarjeta y ésta ser utilizada por personas mal intencionadas.

Sea como sea, el pago con tarjeta es una realidad que no para de crecer y que cada vez gana más adeptos, por su comodidad y facilidad.

Mejores lectores de tarjetas

También te puede gustar:

Imagen Superior: Seksan 99 | Shutterstock

Pagos rápidos: Zettle