Una manera más sencilla de aceptar pagos - Zettle
Una manera más sencilla de aceptar pagos - Zettle

Pagos sin contacto (NFC) y lectores de tarjetas

poshunter.com | última actualización: 15th noviembre 2019

¿Qué son los pagos NFC?

Son una manera sencilla de efectuar transacciones comerciales, y son posibles acercando un smartphone que posea el sistema NFC a un lector de tarjetas. Este sistema es una tecnología que comenzó a desarrollarse en el año 2003, y que inicialmente no tenía como objetivo el de ser un sistema para efectuar transacciones comerciales. Su impulso fue definitivo en el año 2008, y actualmente raro es el lugar que no acepte este sistema como medio de pago, ya que los datáfonos se han actualizado y hacen uso de él en prácticamente cualquier sitio. Comodidad y seguridad de extremo a extremo son las bazas principales de este sistema que ha revolucionado el pago comercial cotidiano.

¿Cómo funcionan?

Los teléfonos móviles con NFC se comunican con los terminales de pago mediante identificación por radiofrecuencia. El teléfono no tiene que llegar a tocar el terminal para transferir información del pago, si bien debe estar a pocos centímetros, nunca más de 20. El intercambio de información se produce entre el lector y el dispositivo, se comunica la transacción a la entidad y se autoriza por parte del cliente. Todo en unos pocos segundos y con un estándar de seguridad altísimo con un cifrado muy potente.

¿Cuáles son las ventajas de los pagos NFC para los comercios?

Permiten agilizar el cobro, de tal forma que en un supermercado y por poner un ejemplo, los empleados no han de tocar el dispositivo. Generalmente son un sistema de cobro muy rápido, con lo cual se gana tiempo. Una de las ventajas principales de este sistema, al igual que el de cualquier pago electrónico, es que reduce la cantidad de efectivo que hay en el local. Si un negocio no tiene mucho dinero en efectivo en su poder es menos apetecible para los atracadores.

Para el comerciante además cuenta con la ventaja de ser fiscalmente claro, cosa además muy positiva para la Agencia Tributaria, que tiene mayor control sobre este tipo de transacciones, y con lo cual se reducen las posibilidades de fraude. La normativa vigente en España desde el año 2014 trata de fomentar los pagos electrónicos como algo habitual.

¿Cuáles son las ventajas de los pagos NFC para los clientes?

El uso de estos sistemas es especialmente cómodo para los clientes. La gran mayoría de ellos suelen estar utilizando el teléfono cuando aguardan en la línea de cajas, ya sea escuchando música, usando una aplicación o jugando. Llegado el momento de pagar, solo han de aproximar su terminal al lector NFC y éste se encargará de todo. En definitiva, permite la no interrupción de lo que se está haciendo en ese instante. Es decir, hay una especie de continuidad en lo que hacemos.

Otro punto a tener en cuenta muy favorable para los clientes es el de olvidar la cartera en casa. Puede que se nos olvide la cartera, pero que no llevemos el teléfono o el smartwatch es más improbable. De esta forma, este tipo de pagos es ideal en estos casos, al llevar nuestra tarjeta en el smartphone, nos aseguramos de que podemos completarla.

Es igualmente un sistema limpio, las monedas y billetes acumulan gran cantidad de suciedad en forma de bacterias. Quizás parezca que con nuestro dispositivo móvil tenemos más cuidado, al menos sabemos que somos los únicos usuarios de este aparato.

Que los usuarios prefieran pagar con sistema electrónico es una realidad, la tendencia es cada vez llevar menos dinero en efectivo y realizar las operaciones comerciales a débito o crédito desde nuestro dispositivo.

¿Son seguros los pagos contactless?

Los pagos contactless son extremadamente seguros, y aunque las redes sociales se han encargado de fomentar varios mitos sobre ellos, nada hay de cierto. Para que un pago se efectúe, el lector ha de estar a muy poca distancia de la tarjeta y para transacciones mayores de 20 euros, se solicita el código PIN. Si alguien fuera con un lector de tarjetas en un metro abarrotado de personas, probablemente no tendría muchas opciones de ir haciendo su agosto.

Cualquier transacción no autorizada puede ser rastreada muy fácilmente desde nuestro banco, y un lector de tarjetas va siempre asociado a un nombre y a un número de cuenta en concreto. Las posibilidades de éxito para los ladrones son muy escasas, y la cobertura que ofrecen los seguros ante el uso fraudulento es siempre muy adecuada.

Mejores lectores de tarjetas

También te puede gustar:

Imagen Superior: Jacob Lund | Shutterstock

Pagos rápidos: Zettle